Sábado 15 de Diciembre de 2018 | 7:11 hs.

POLÉMICA

Tierra del Fuego, entre las provincias con mayor exceso de empleados públicos

07.01.2015 10:01 |  provincia

 Un informe privado asegura que el 55% de los trabajadores estatales es innecesario y que la plata gastada equivale a lo invertido durante 27 años en obras públicas. Así se desprende de un reporte elaborado por la consultora NoaNomics.

 La consultora NoaNomics presentó un informe sobre el exceso de empleados públicos en el país y allí aparece Tierra del Fuego entre las provincias con los índices más altos.

El estudio indica que el mayor sobredimensionamiento se da en Catamarca con una dotación un 63% mayor a la necesaria y le siguen, Tierra del Fuego (55%), Corrientes (46%), Salta (38%), Buenos Aires (37%) y Jujuy (35%).

El reporte calcula que "el gasto excedente acumulado desde 2003 a 2013 equivale a la mitad de los Ingresos Totales de todas las jurisdicciones en 2013, con picos de 1,3 y 1,1 en Tierra del Fuego y Catamarca y casi llegando a la unidad (0,8) para Salta, Jujuy y Buenos Aires. También equivale a 6 años de obra pública para el total, con máximos de 43 años para Buenos Aires y 27 en el caso de Tierra del Fuego".

La consultora de Félix Piacentini llega a estos porcentajes comparando el número de empleados públicos, con “lo que hubiera sido deseable de haber contado con una dotación “óptima” expandiéndose a la misma tasa que la población de cada jurisdicción”.

En valores absolutos, entre 2003 y 2013, Salta gastó en exceso US$ 1.413 millones. Ese monto equivale, según especifica NoaNOmics, a seis años y medio de lo gastado en obras públicas en esta provincia. “El mayor gasto en exceso de personal acumulado entre 2003 a 2013 se observa en Buenos Aires con U$S 16.366 millones, el 40% del total, siguiendo CABA con US$ 3.420 millones y Córdoba con US$ 2.805 millones”, detalla.

"Asimismo, si las provincias hubieran ahorrado lo destinado a personal en exceso podrían haber eximido durante un promedio de 2 años del pago de impuestos provinciales y podrían haber prescindido de la coparticipación nacional durante más de 1 año.

Además hubieran podido amortizar casi dos veces (1,7) su stock nominal de deuda consolidado (sin incluir los intereses)", apunta el informe.

"De estos indicadores se desprende muy claramente, y desde otra óptica, el verdadero despilfarro en términos de recursos que implica la práctica tan difundida de incorporar plantilla por encima de lo necesario", evalúa Piacentini.

"Si esas erogaciones se hubieran aplicado a incrementar el acervo productivo con obra pública e inversiones en infraestructura, o se hubiera ahorrado para disminuir la presión fiscal provincial presente y futura (menos deuda) y/o eliminar impuestos distorsivos, el grado de competitividad de las provincias y su nivel de autonomía financiera y política se habría visto incrementado, apuntalando al sector privado como generador de empleo y asegurando una trayectoria de crecimiento más estable y menos pasible de ser afectada por cambios en las condiciones macroeconómicas locales e internacionales", concluye el trabajo.

Reciba nuestra información en su correo electrónico.
Suscríbase a nuestro Newsletter.

Suscribirse