Jueves 14 de Noviembre de 2019 | 12:08 hs.

Arcando participó del Brindis por el 208º aniversario de la independencia chilena

19.09.2019 11:01 | 

 El vicegobernador Juan Carlos Arcando acompañó al cónsul Luis Felipe Artal, en el ágape que brindó en el Consulado de Chile, en conmemoración del aniversario de la Independencia del país trasandino.

 El 18 de septiembre de 1810, Chile declaró su independencia de la corona española e inició el movimiento independentista. “Este es un brindis trasandino”, dijo Artal, y destacó las figuras de los próceres O’higgins y San Martín.
 
El Cónsul propuso “un brindis por todos los que están acá. Es un día muy especial para Chile, el día de nuestra independencia nacional. Este es un brindis trasandino, porque ustedes argentinos, miran hacia el oeste y nos ven a los chilenos trasandinos y nosotros, mirando hacia el este, los vemos a ustedes trasandinos también”.
 
En otro tramo recordó que “para nosotros, la frontera natural, como todos saben es la Cordillera de los Andes, con más de 5.000 kilómetros de extensión; pero en su parte más adversa, ya hace más de 200 años el General San Martín atravesó esa zona de la cordillera y fue a Chile para dar, junto a nuestro padre de la patria Bernardo O’higgins, la batalla de Maipú, que consolidó la independencia nacional”.
 
Artal resaltó ese hecho histórico cuando dijo que “ese abrazo icónico entre ambos padres de la patria, libertadores, selló nuestra hermandad como pueblos y nos dio un rumbo a seguir, en el futuro de las relaciones de nuestros dos países. De manera que es para mí un honor, estando hoy en la Argentina, poder celebrar con ustedes este nuevo aniversario”, concluyó el cónsul Luis Felipe Artal.
 
Reseña histórica
 
La guerra de independencia se desarrolló en el contexto de las independencias en América, proceso iniciado con la instalación de juntas de Gobierno en las colonias hispanoamericanas, en respuesta a la captura del Rey Fernando VII por parte de las fuerzas napoleónicas en 1808. En Chile, la primera Junta de Gobierno se realizó el 18 de septiembre de 1810 y buscó, en un primer momento, mantener lealtad al rey cautivo.
 
Sin embargo, el naciente patriotismo local pronto comenzó a radicalizar el proceso, tomándose una serie de medidas durante gobierno de José Miguel Carrera que buscaban una separación definitiva con la metrópoli y la adopción de ideas republicanas por parte de los protagonistas del proceso. Por entonces, surgieron los primeros emblemas patrios, el primer reglamento constitucional, la prensa independentista, la libertad de vientres y se crearon instituciones como la Biblioteca Nacional y el Instituto Nacional.
 
Si bien en términos cronológicos el proceso de emancipación culminó en febrero de 1818 con la proclamación de la independencia de Chile -hito para la organización de la nueva república-, el conflicto bélico comprendió un período mayor. Éste se inició en 1811 con el motín liderado por Tomás de Figueroa y cesó en enero de 1826 con el combate de Bellavista, liderado por Ramón Freire en Chiloé, y la firma del Tratado de Tantauco que consiguió la anexión definitiva del archipiélago al territorio nacional, el cual constituía el último reducto español en el territorio.

Reciba nuestra información en su correo electrónico.
Suscríbase a nuestro Newsletter.

Suscribirse